«Haiga sido como haiga sido”, el 2019 fue otro año récord para México en remesas. Ayer el Banco de México anunció que llegaron al país 36 mil 48 mdd en envíos de los migrantes, un aumento de 7.04% versus 2018. Con esto ya son la segunda fuente de divisas para el país después de las exportaciones automotrices.

‘Los héroes vivientes’, como les dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, son el mayor plan social jamás diseñado que le da sustento a 1.6 millones de hogares que en 62% de los casos (según el último informe de BBVA) están en comunidades de entre 2 mil 500 y 15 mil habitantes. A pesar de la desigualdad imperante en nuestro país, que se condice con el resto de Latinoamérica, las remesas son un paño frío de 326 dólares mensuales que llegan en cada envío a hogares donde posiblemente no llegue ninguna transferencia del gobierno.

Y en este negocio, que se pelean desde hace años grandes del sector como Western Union, MoneyGram o los grandes bancos como Banorte, BBVA o Azteca, se ha vuelto muy atractivo para las fintech y ahora las empresas de e-commerce. Una de ellas es Mercado Libre, que en poco tiempo ofrecerá envíos de dinero de manera remota vía Xoom, la plataforma de remesas de Paypal. En abril del año pasado Paypal invirtió —a cambio de una participación accionaria— 750 mdd en Mercado Libre, lo que le permitió en una primera etapa unificar el uso de Paypal con Mercado Pago en Brasil y México (mercados que representan 77% de la facturación de la empresa fundada en Argentina).

El siguiente paso de esta alianza es el lanzamiento del servicio de remesas vía Xoom. “Dos de las ventajas que tendrá nuestro servicio es la facilidad de uso y que todo será a través de una aplicación telefónica pero, sobre todo, con una comisión sobre el tipo de cambio muy competitiva versus el resto del mercado”, me decía días atrás David Geisen, director general de Mercado Libre México. Hay razones de sobra para que este ‘otrora’ solo marketplace se suba a este negocio: somos el tercer mercado mundial en volumen de remesas (después de India y China) y el envío ha crecido casi 7% en los últimos tres años; el mercado mexicano de Mercado Libre crece a triple dígito año contra año y es precisamente el negocio financiero el que más crece versus el e-commerce con el que nació la plataforma; hay 500 mil personas que reciben su principal ingreso de operar sus negocios usando Mercado Libre; la baja bancarización los ha llevado a tener más de 70 opciones de pago y eso hace muy flexible su adopción por parte de la gran mayoría que no tiene plástico para operar (solo 20 millones de mexicanos cuenta con una tarjeta de crédito).

No hay nada como los clásicos. Y el tan poco sofisticado negocio de enviar dinero de cada lado de la frontera se ha vuelto nuevamente sexy y en un refugio seguro incluso para las marcas más disruptivas de finanzas digitales.

Publicado el 5 de febrero de 2020

https://www.milenio.com/opinion/barbara-anderson/nada-personal-solo-negocios/un-mercado-libre-de-remesas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s