La migración es un monstruo de mil cabezas. Cuando la autoridad bloquea una ruta se abren muchas otras llenas de riesgos para las personas que buscan mejores condiciones de vida fuera de sus países.

“Cuando se tapa un lugar o cuando la supervisión es mayor por parte de las autoridades de Estados Unidos, por ejemplo, porque notan que por esa zona están cruzando personas y lo tapan, normalmente se abren rutas adicionales, y lo que ha sucedido con el paso de los años es que esas rutas adicionales cada vez son más peligrosas”, afirma el experto en migración Rodolfo Rubio.

30 fallecimientos de migrantes se registran en promedio cada mes en México

Pero en ese paso hay mucho en juego, principalmente porque se corre el riesgo de perder la vida o caer en manos de los oficiales de Estados Unidos y entonces sólo quedará como opción el regreso, pero ahora sin los recursos económicos invertidos en el viaje.

“(Los coyotes) los llevan por puntos ubicados en el lado más hacia el oeste como Sonora y Baja California, puntos donde tienen que hacer grandes travesías y en donde el frío en el invierno o el calor en el verano resultan bastante peligrosos”, explica Rodolfo Rubio.

El informe Rutas. Estudios sobre movilidad y migración internacional, elaborado por la Secretaría de Gobernación (Segob), en conjunto con el Centro de Estudios Migratorios de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas, revela que los migrantes mueren del lado mexicano -622 reportados de 2014 a julio de 2019- principalmente por ahogamientos (247); accidentes en tren (154), accidentes de tránsito (114), violencia (70), deshidratación e hipotermia (20); paros cardiacos y neumonías (17).

Las mujeres tienen menos probabilidades de morir, de acuerdo con el estudio, porque eligen rutas más seguras de tránsito, pero sin duda corren mucho más riesgo de ser violentadas sexualmente o utilizadas para el trabajo sexual durante su trayecto.

1,998muertes de migrantes reporta el Gobierno federal de 2014 a julio de 2019 en ambos lados de la frontera

Si bien se ha dado un incremento año con año de la seguridad en la frontera, el aumento más significativo se presentó tras el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

“Tan sólo en México, en el periodo que va de 2014 a julio de 2019, se identificaron mil 998 fallecimientos de personas migrantes, lo que en promedio significa la muerte de 30 personas cada mes durante su tránsito por México o en su intento de cruce en la frontera con Estados Unidos”, explica el documento de Gobernación.

Los fallecimientos de migrantes transgreden el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de las personas asentado en el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, asegura el experto.

“Si se consideran los riesgos y peligros a los que se enfrentan las personas migrantes en su camino hacia Estados Unidos, sobre todo cuando se entrecruzan con dinámicas de violencia, segregación, criminalización y discriminación, aunado a las condiciones de las rutas migratorias, es evidente que la concurrencia de riesgos y vulnerabilidades pone en juego su vida durante el tránsito y cruce a ese país”, explica.

EL CULPABLE DE LAS MUERTES EN EL TRAYECTO DE LA MIGRACIÓN

El gobierno mexicano atribuye la muerte de estos migrantes al incremento de la seguridad fronteriza de Estados Unidos.

De los mil 998 fallecimientos de personas migrantes reportadas que intentaban llegar a Estados Unidos, se tiene conocimiento de que mil 270 se registraron del lado estadounidense, 662 en el territorio mexicano y 66 en Centroamérica.

“El hecho de que los fallecimientos se concentren en la zona fronteriza tiene que ver con las políticas de control fronterizo estadounidenses que convierten el cruce irregular en algo sumamente riesgoso para las personas, al grado de llevarlas a la muerte porque la creciente vigilancia, control y burocratización de la frontera las orilla a escoger lugares que resultan más difíciles de transitar y que son más riesgosos, con tal de evadir a las autoridades”, explica el informe.

En contraste con la parte norte, el cruce por la frontera sur de México implica riesgos relacionados con las condiciones de los caminos, el hacinamiento o las precarias unidades en las que viajan las personas migrantes en su trayecto.

662 muertes de migrantes se han reportado del lado mexicano en 4.5 años

El informe destaca el accidente del 7 de marzo de 2019, cuando 23 personas migrantes, en su mayoría guatemaltecas, murieron en un accidente automovilístico en Chiapas y 31 personas más resultaron lesionadas en un intento por evitar retenes de la policía.

El 86 por ciento de las personas migrantes detectadas en tránsito utilizan las carreteras del país para llegar a Estados Unidos, por lo que estos accidentes son comunes en el sureste, donde las deficientes condiciones de los caminos se suman al mal estado en que se encuentran los vehículos, de acuerdo con la Encuesta sobre Migración en la Frontera Sur de México (Emif Sur).

La concentración de fallecimientos en la ruta migratoria de estados como Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Querétaro y Guanajuato, tienen un índice bajo de fallecimientos en comparación con las otras rutas migratorias, asegura el estudio Rutas. Estudios sobre movilidad y migración internacional.

Publicado el 21 de julio de 2020

https://www.reporteindigo.com/reporte/migracion-ilegal-monstruo-de-mil-cabezas-rutas-adicionales-eu-fallecimientos/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s